Repostería creativa, vale, ¿pero por dónde empiezo?

Pues por donde se empiezan todas las cosas, desde el principio.

Con tantas herramientas y cachibaches que uno encuentra relacionados con este mundillo, uno se puede volver loc@ si no sabe por dónde cogerlos. En esta entrada Lord Cupcake os dará unos consejos de herramientas básicas que se usan para cada una de las opciones más demandadas dentro de la repostería creativa. Más adelante nos adentraremos con más incapié en algunos de estos ingredientes o materiales, explicando sus varios usos para los más inquietos.

Kit básico para hacer cupcakes:

- Bandeja de 12 o 6 huecos. Este tipo de bandejas son las que se utilizan para introducir nuestros deliciosos cupcakes al horno. Suelen venir en dos tamaños: el más pequeño para hacer 6 cupcakes o el más grande para hacer la docena.

- Capsulas de silicona. Este tipo de capsulas son las que se pueden usar sustituyendo así la bandeja anteriormente mencionada. Son de silicona y se utilizan para hornear los cupcakes. Son también muy cómodas ya que podemos usar las que queramos según los cupcakes que se vayan haciendo. Fáciles de limpiar.

- Capsulas de papel. Existen infinidad de colores y diseños y hace que nuestros cupcakes vistan elegante.

- Cuchara de helados. Es un utensilio muy utilizado para calcular la medida exacta de masa que introducimos en las capsulas y así nos queden todas del mismo tamaño.

- Cucharas medidoras. No solo es importante la cantidad de masa, si no que también es importante la cantidad de levadura que echemos, por lo que deberemos usar estar cucharitas especiales para echar siempre la misma cantidad y que no se nos vulevan locas las magdalenas en el horno.

- Icing sugar. La famosa buttercream que decora los cupcakes está hecha con este azúcar especial. Es un azúcar glas más fino del normal y evita que notemos esos molestos grumitos de azúcar a la hora de comerlos.

- Mangas pasteleras y boquillas. Las mangas son muy útiles a la hora de la decoración. Existen las desechables y las lavables, al gusto siempre del repostero. Las boquillas son casi infinitas, hay de varios tamaños y diseños, según la decoración que se quiera conseguir. Siguen una numeración y la más común para los cupcakes es la "1M".

- Aromas y colorantes: Los cupcakes son tan personalizables que podemos hasta cambiarles de color y darle el sabor que queramos, sólo hay que dejar volar la imaginación.

- Elementos decorativos: Al ser repostería creativa, como su nombre indica, debemos ser creativos y ayudarnos de todo el material que podamos encontrar. Desde fondant, perlitas, purpurina, decoración comestible, etc... Os lo dejo en vuestras manos.

 

Kit básico para hacer galletas:

- Preparado para galletas. Perfecto para aquellos principiantes que no se quieren complicar mucho la vida.

- Un buen rodillo. Existen de varios tamaños, materiales y pesos. Siempre se tendrá en cuenta quién vaya a usarlo, ya que el tamaño debera ser adecuado para las manos y fuerza del repostero o repostera.

- Lámina de silicona o papel de horno. Deberemos colocar alguna de las dos opciones sobre la bandeja del horno para que las galletas no se nos peguen y tengamos que comerlas directamente de la bandeja.

- Espátulas de varios tamaños. Son muy útiles a la hora de manejar las galletas.

- Cortadores. Si queremos darle forma a nuestras galletas, existen una infinidad de modelos de cortadores.

- Royal Icing o glasa real. Se utiliza para decorar las galletas y es una mezcla hecha de azúcar que se puede colorear al gusto. Para los más principiantes existe el preparado de Royal Icing.

- Colorantes. A la hora de jugar con los colores de la glasa real, usaremos colorantes en gel.

- Fondant. Otra manera de decorar las galletas es usar fondant. Con el mismo cortador que hayamos elegido para las galletas podemos dar forma a nuestro fondant y colocarlo encima.

- Rotuladores de tinta comestible. Si decidimos decorar nuestras galletas con fondant, los podremos usar para pintar cualquier detalle (ojos, boca, botones...) o si usamos la glasa real, podemos usar el rotulador como guía a la hora de dibujar con la glasa.

- Mangas y boquillas. A la hora de decorar con glasa deberemos usar una manga con boquilla redonda. Dependiendo si es para delinear la galleta o para rellenar, usaremos una boquilla más ancha o más fina. (nº 00, nº 1, nº 2, nº3) Se pueden usar otro tipo de boquillas para hacer otras decoraciones, como boquillas de hojas o pétalos.

- Elementos decorativos. Podremos usar perlitas, azucares de colores, formas de azúcar, papel comestible, etc.

 

Kit básico para tartas:

- Preparado de bizcocho. Podemos hacer uno casero o comprar un preparado listo para hacer, en Lord Cupcake tenemos los reyes por excelencia de la repostería inglesa: el red velvet y el bizcocho de zanahoria por si no quereís complicaros.

- Un buen rodillo. Imprescindible contra la lucha del fondant. Si queremos cubrir la tarta con fondant deberemos amasarlo bien con las manos y posteriormente con el rodillo. En estos casos se suelen usar rodillos más grandes dependiendo del diámetro de la tarta.

- Lámina de medidas. Ya que dependiendo del diámetro de nuestro bizcocho deberemos estirar más o menos fondant, nunca viene mal tener algo que nos ayude a medirlo exactamente. Con este tipo de láminas no solo nos evitaremos la regla si no que también ayuda a que el fondant no se pegue a la mesa y pongamos todo perdido de azúcar.

- Moldes. Tenemos moldes cuadrados, redondos, altos, bajos, de varios pisos... siempre dependiendo del tamaño del bizcocho que querramos conseguir.

- Aromas y colorantes. Como con todos los bizcochos, somos libres de elegir su sabor y su color.

- Fondant. Es una pasta de azúcar que se utiliza para cubrir tartas, existe de varios colores y sabores. También podemos teñirlo con los colorantes en gel del color que querramos.

- Cortadores de fondant. Ya sea para hacer unas costuras o simplemente algún dibujo, existen una infinidad de cortadores que podemos usar con el fondant y conseguir decoraciones únicas (copos de nieve, trineos, flores, corazones...)

- Pasta de goma o de flores. Este otro tipo de pasta lo usamos para detalles más pequeños y flores. Quedan las tartas preciosas.

- Elementos decorativos. Pueden ir desde los moldes para obtener perlas, cremalleras, etc. hasta la decoración comestible como perlas, pintura metálica...

 

En esta entrada habeís podido conocer las cosas más básicas de la repostería creativa, pero no lo olvideís que esto es un mundo muy amplio y que existen infinidad de herramientas y decoraciones posibles, por lo que perdonadme si he olvidado vuestro utensilio fetiche. Podeís dejar comentarios con vuestras ideas o básicos indispensables.

Os esperamos en Lord Cupcake con más ideas y consejos. :D