Pastel de arroz con piña

"¿Por qué no dejas de engordarnos?" esa fue la primera frase que dijo mi hermano al verme el domingo en la cocina. Sí, un domingo y horneando. En la repostería no hay descansos y menos cuando te viene la inspiración. Al estar inspirada decidí darle un toque diferente al postre vasco por escelencia, ponerle piña. ¿Y por qué piña? Porque me miró fijamente y me dijo...aprovechame... ¡Qué me perdone la vieja escuela por esta bilbainada!

Para todos aquellos patosos, está receta es una de las más sencillas que podéis tener en vuestro recetario, sin mucha complicación y rápida. 


Ingredientes:

- Obleas de hojaldre, las mismas que usamos para hacer empanadillas van perfectas.

- 1/2 litro de leche

- 125gr de mantequilla

- 5 cucharadas soperas de azúcar

- 3 cucharadas soperas de harina

- 3 huevos

 

Elaboración:

Precalentamos el horno a unos 200ºC.

Vamos a usar un molde típico de madalenas con cavidades. Engrasamos bien y ponemos una oblea de hojaldre en cada hueco haciendo forma de vasito. Ponemos a hervir en un cazo la leche. Mientras tanto en un bol echamos el resto de ingredientes, el azúcar, la harina, la mantequilla y los huevos. En cuanto hierva la leche la retiramos del fuego y la vertemos en el bol con el resto de ingredientes. Mezclamos bien con la batirdora. Con la ayuda de una cuchara rellenamos cada "vasito" y lo metemos a media altura en el horno. Dejar horneando unos 25 minutos. 

Mientras tanto ponemos en una sartén la piña troceada con un poco de mantequilla. Cuando esté un poco cocinada la piña, le añadimos un poco de azúcar moreno (con el normal también nos sirve) para darle ese dulzor a caramelo. Dejamos que se cocine en su jugo unos minutos más y retiramos del fuego. 

Ya podemos desmoldar los pasteles de la bandeja y añadirle encima la piña con su jugo. 

                                                                            pastel arroz

 

Os puedo asegurar que no quedará ni uno a salvo.